Refinerías de petróleo en Argentina

La enciclopedia de ciencias y tecnologías en Argentina

(Redirigido desde «Destilerías de petróleo en Argentina»)

Destilería de La Plata en 1956.

Las refinerías de petróleo en Argentina son las plantas industriales de Argentina que procesan los hidrocarburos liquidos (petróleo crudo) para obtener subproductos básicos. Aunque son frecuente e incorrectamente denominadas destilerías, esta denominación las agrupa indebidamente con las destilerías de alcohol de las industrias azucarera y del vino y excluye otros procesos diferentes del de destilación fraccionada (véase Buzzalino). La industria de refinación del petróleo transforma los crudos de petróleo en productos como gases licuados del petróleo (GLP), nafta, kerosene, combustible para aviación, gasoil, fueloil, lubricantes, asfaltos y productos básicos para la industria petroquímica. Aunque uno de los posibles subproductos de la refinación del petróleo crudo es el gas natural, el procesamiento de éste para obtener otros subproductos es hecho por la industria petroquímica.


Historia

  • 1906. El empresario austríaco Emilio Schiffner, con la colaboración del ingeniero químico Rudolf Leopold Reichart, construye una refinería en la localidad de Campana (pcia. de Buenos Aires) para procesar petróleo crudo importado. La empresa tuvo inicialmente el nombre de Compañía Nacional de Aceites, probablemente por el uso de la acepción equivocada del término inglés oil (aceite o petróleo en ese idioma), siendo luego rebautizada Compañía Nativa de Petróleos Ltda. (CNP). En 1906 comenzó la producción de kerosene y nafta, siendo —según algunas fuentes[1]— la primera nacional en hacerlo a partir del petróleo de Comodoro Rivadavia. Para proteger o favorecer a la naciente industria el gobierno nacional impuso un impuesto de 3 centavos oro por litro a las importaciones de kerosene, nafta y aceites lubricantes. CNP fue la primera refinería de petróleo creada en Latinoamérica.
  • 1911. La empresa West India Oil Company (WOIC, subsidiaria de la estadounidense Standard Oil de New Jersey), popularmente conocida como WICO, toma el control de CNP, produciendo siempre a partir de petróleo importado. Hacia 1917 la refinería de Campana producía el 95% del kerosene y el 80% de la nafta que se consumía en Argentina. WICO amplió las instalaciones de Campana y comenzó a importar derivados parcialmente refinados como si fueran petróleo crudo, para evitar el pago del recargo, obteniendo así exorbitantes ganancias que causaron la formación, en 1917, de una comisión investigadora del Congreso Nacional. WICO tenía entonces el 80% del expendio minorista de combustibles en todo el país y casi el 100% en la ciudad de Buenos Aires (Solberg PNA, pp. 25, 81).
  • 1913. La Dirección General de Explotación del Petróleo en Comodoro Rivadavia (antecesora de YPF), presidida por el ingeniero Luis Augusto Huergo, instala en esa ciudad una pequeña planta de destilación a la que se atribuye ser la primera en procesar petróleo crudo argentino. Producía refinados livianos para cubrir las necesidades de la empresa, kerosén para uso doméstico (cocinas, estufas y calentadores) y vendía crudo de bajo punto de ignición (fuel oil) para buques de la armada argentina y los ferrocarriles del Estado (Stratta, pp. 92 y 93). Esta planta funcionó hasta mediados de la década de 1930 cuando la disponibilidad de una flota petrolera y un puerto permitió el transporte del crudo de Comodoro Rivadavia a la refinería de La Plata.
  • 1917. Se crea la empresa Cóndor, que luego integraría DAPSA.
  • 1919. Comienza a producir en Plaza Huincul una pequeña refinería de YPF similar a la de Comodoro Rivadavia, para procesar el petróleo de la cuenca neuquina. Esta refinería, que subsistía en el año 2013, fue creciendo en cantidad y variedad de productos junto con la producción de la cuenca.
  • 1923. Enrique Mosconi, director de YPF, obtiene del presidente Marcelo T. de Alvear la construcción de una gran refinería en las cercanías de la ciudad de La Plata (puerto de Ensenada, pcia. de Buenos Aires). Como el Congreso Nacional no aprobó las partidas necesarias, Alvear proporcionó letras del Tesoro Nacional para construir la planta, que comenzó su producción en diciembre de 1925. La refinería de(l puerto de) La Plata fue en ese momento una de las 10 más grandes del planeta (Solberg PNA, pp. 141‑142). En ese momento YPF —que ya producía nafta para automóviles, kerosene, y fuel oil— inicia la fabricación de gasoil e instala sus 3 primeros surtidores en las esquinas de Cabildo y Congreso, de las avenidas Sáenz y Roca y de Mitre y Rosales de la Ciudad de Buenos Aires.
  • 1925, 23 de diciembre. YPF inagura la llamada Destilería de La Plata, en realidad una refinería ubicada en la cercana localidad y puerto de Ensenada. Fue y es, desde su creación hasta la actualidad, la mayor refinería de Argentina. En 1955 incorporó la primera planta de cracking catalítico del país, mejora a la que se agregaron muchas otras, como plantas de alquilación, polimerización y vacío, en un permanente proceso de modernización.
  • 1926. Se inicia, en Bahía Blanca (pcia. de Buenos Aires) la producción de la refinería Isaura, creada por el Dr. Ricardo Eliçabe, para procesar petróleo proveniente de Challacó (pcia. de Neuquén).
  • 1927. WICO instala la primera de las estaciones de servicio en Argentina, que sumaban otros servicios —como el de lubricantes, mecánica, gomería, lavado...— al mero expendio de combustible por surtidores. YPF inicia, en su refinería de Comodoro Rivadavia, la producción de lubricantes para automotores, y en La Plata la de diesel oil y agricol, combustibles especialmente apropiados para tractores.
  • 1928. YPF instala una pequeña refinería en Campamento Vespucio (pcia. de Salta). WICO instala refinerías en Elordi (pcia. de Salta) y Dadín (pcia. de Neuquén), cercanas a sus pozos petrolíferos, las que dejaron de operar en 1959.
  • 1929. YPF instala un planta de cracking en la refinería de Plaza Huincul.
  • 1930.
    Flit publicidad estadounidense.jpg
    Se crea la empresa Lottero Papini, que luego integraría DAPSA. YPF tiene entonces 12 plantas de almacenajes para los productos de sus destilerías, con una capacidad total de 624.000 m³, así como una red nacional de 2.320 surtidores. En algún momento de esta década Esso introduce el insecticida de uso doméstico que por mucho tiempo dominó el mercado argentino, Flit.
  • 1931. Diadema, nombre con que opera entonces Shell en Argentina, inaugura una refinería en Dock Sud (Ciudad de Buenos Aires). En su planta Solá de Barracas, fabrica los primeros lubricantes nacionales.
  • 1938. YPF instala la refinería de San Lorenzo (pcia. de Santa Fe).
  • 1939. Shell inicia la producción de combustible especial para motores a reacción, abasteciendo a los primeros aviones a reacción de la Fuerza Aérea Argentina.
  • 1940. YPF inaugura la refinería de Luján de Cuyo (pcia. de Mendoza) y la de Chachapoyas (pcia. de Salta). La primera subsistía en 2013, mientras que la segunda fue absorbida por la de Campo Durán.
  • 1945. YPF instala su primera estación de servicio en el barrio porteño de Chacarita.
  • 1948. YPF comienza la producción de aerokerosene, insecticida Pyf y lubricantes Supermóvil.
  • 1952. YPF instala la refinería de Dock Sud, todavía existente en 2013, creando graves problemas de contaminación en la costa del Riachuelo.
  • 1960. YPF instala la refinería de Campo Durán, que incorpora las instalaciones de la de Chachapoyas.
  • 1973. Las refinerías de Cóndor y Lottero Pappini se integran en la empresa Destilería de Petróleo SA (DAPSA).
  • 1994. Se fusionan Isaura, Astra y CGC para comercializar productos con la marca Eg3. Esta empresa fue posteriormente adquirida por Repsol y luego por Petrobras.
  • 1990-1999. YPF vende las refinerías de Campo Durán a Refinor, la de Dock Sud a DAPSA y la de San Lorenzo Refisan. A pesar de ello, en 2012 el 50% del petróleo crudo de Argentina era elaborado por YPF por las refinerías de La Plata y Luján de Cuyo.

Refinerías operativas en Argentina


Refinería de Petrolera Argentina en el Parque Industrial Petroquímico de Plaza Huincul.


En diciembre de 2010 la refinadora Petrolera Argentina inauguró el primer tramo de la ampliación de su planta del Parque Industrial Petroquímico de Plaza Huincul (Provincia del Neuquén) que le permitirá procesar un 50% más de crudo, pasando de los 600 a los 900 metros cúbicos cada día (m³/d), para llegar a los 1.400 m³/d en marzo de 2011. Directivos de la empresa anunciaron una inversión superior a los USD 110 millones que le darían capacidad para procesar un 7% de la demanda de nafta del país y producir el equivalente del 100% de la demanda de nafta súper del área de las provincias de Neuquén, Mendoza, Río Negro, La Pampa y Chubut. También podrá elaborar gas licuado de petróleo (GLP), de creciente demanda en la región, y generar excedentes importantes de gas apto para su combustión directa en las industrias cercanas (polo industrial) o para la producción de 10 Mw de energía eléctrica.[2]

La Refinadora Neuquina SA (RENESA) inauguró su obra civil en octubre de 2011, en Plaza Huincul (pcia. de Neuquén). Iniciaría su producción en febrero de 2012 y se proponía llegar a una producción anual de 400.000 m³ de gasoil y 250.000 m³ de nafta súper, además de otros derivados, en un lapso de 3 años.[3]

Las refinerías existentes en 2012 no alcanzaban para abastecer totalmente el mercado interno de Argentina, especialmente en épocas de alta demanda como las de vacaciones. De las 9 existentes entonces sólo tres tenían un nivel de producción y abastecimiento apropiado, mientras las restantes estaban en riesgo de desaparición.[4]

En octubre de 2013 estaban en operación las siguientes 10 refinerías:

  1. Refinería de Bahía Blanca. Bahía Blanca, pcia. de Buenos Aires. Petrobras. 32.000 bpd en 2012.
  2. Refinería Campana. Campana, pcia. de Buenos Aires. Axion Energy (ex ESSO). 90.000 bpd en 2012.
  3. Refinería de Campo Durán. Campo Durán, pcia. de Salta. REFINOR (28,5% Petrobras...). 30.000 bpd en 2012.
  4. Refinería de Dock Sud. Ciudad de Buenos Aires. SHELL - DAPSA. 110.000 bpd en 2012.
  5. Refinería de La Plata. Ensenada, pcia. de Buenos Aires. YPF. 198.000 bpd en 2012. No produce desde que se destruyó la unidad de coke durante las inundaciones del comienzo del 2013 en la zona[5].
  6. Refinería de Luján de Cuyo. Luján de Cuyo, pcia. de Mendoza. YPF. 126.000 bpd en 2012.
  7. Refinería de Plaza Huincul. Plaza Huincul, pcia. de Neuquén. Petrolera Argentina. 26.000 bpd en 2012; capacidad de producción: 550 m³/d; capacidad de almacenaje: 16.000 m³. Inicio 1919.
  8. Refinería de San Lorenzo. San Lorenzo, pcia. de Santa Fe. Cristóbal López[6]. 30.000 bpd en 2012. Inicio 1938.
  9. M&C Petrol. Catriel, pcia. de Río Negro. ¿Producción? Inicio en 2013.
  10. RENESA. Plaza Huincul, pcia. del Neuquén. Petrolera Argentina. Capacidad de 240.000 m³ de nafta virgen anuales[7]. En julio de 2014 la refinería, pese a estar subsidiada por el gobierno nacional, tenía problemas económicos[8].

Actualidad

Durante el año 2013 las refinerías de petróleo de Argentina no pudieron operar al ciento por ciento de su capacidad de procesamiento debido a la escasez de crudo nacional. Las plantas de YPF, el mayor productor del mercado, operaron al 80%; la de Shell, al 83%, y las de Petrobras y Oil, por debajo del 70%; sólo la planta de Axion energy (ex Esso) en Campana funcionó por encima del 90%. En enero de 2014 el PEN estudiaba la posibilidad de autorizar la importación de petróleo crudo a fin de promover la operación plena de las refinerías argentinas.[9]

Fuentes generales