ECyT-arPágina principal | Acerca de | Ayuda | Preguntas más frecuentes | Páginas especiales | Entrar


Versión para imprimir | Aviso legal | Política de privacidad

Bajo de la Alumbrera

La enciclopedia de ciencias y tecnologías en Argentina

La mina a cielo abierto de Bajo de la Alumbrera.

La explotación minera de Bajo de la Alumbrera, ubicado en el distrito Hualfin del departamento Belén en la provincia de Catamarca, es la primera a cielo abierto hecha en Argentina y una de las mayores del mundo. En 2009 su producción anual era de 120 millones de toneladas métricas de mineral que contenían unas 180.000 toneladas de cobre, 450 toneladas de molibdeno y 600.000 onzas troy de oro (aproximadamente 19 toneladas). La empresa que tiene la concesión de su explotación, Minera Alumbrera, exporta los concentrados para su refinación fuera del país.


Contenido

Historia del emprendimiento

Los derechos mineros de la zona pertenecen al organismo estatal Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD), que en el año 1978 contrató por 46 millones de dólares un estudio de prefactibilidad de explotación a las empresas Kaiser Engineers International y Latinoconsult, en consulta con la Universidad Nacional de San Juan. El estudio determinó que el yacimiento contenía unas 300 millones de toneladas de mineral de cobre, hierro y azufre (calcopiritas CuFeS2 y alumbres) con oro, plata y molibdeno, explotables a cielo abierto y otro tanto explotable de modo subterráneo bajo el fondo de la cantera resultante. Esto lo hacía uno de los yacimientos más grandes del mundo, que podría proporcionar unos 50 millones de toneladas de pelets de hierro, 12 millones de toneladas de ácido sulfúrico, 3 millones de toneladas de cobre, 25.000 toneladas de molibdeno, 590 toneladas de plata y 350 toneladas de oro. Para su aprovechamiento integral se proponía que se hiciera en el yacimiento la concentración de cobre y magnetita (óxido de hierro magnético) y luego se lo transportara 76 km en tuberías hasta la población catamarqueña de Andalgalá. Allí se procesarían en plantas de fundición de cobre (con costo de instalación de unos 100 millones de dólares), de refinación electrolítica y de peletización de hierro (con costo de unos 40 millones de dólares). Se proponía una extracción de 33.340 toneladas diarias de mineral en el yacimiento, equivalente a una anual de 12 millones de toneladas. Se consideraba viable una producción anual de 1 millón de toneladas de magnetita, 200.000 de ácido sulfúrico, 60.000 de cobre refinado, 11 de mobdileno, 8 de oro y plata. Se llevaba así la cadena productiva hasta el valor primario más alto posible —el de las sustancias propiamente dichas, no los minerales concentrados— con una inversión total (incluyendo caminos, provisión de servicios, etc.) estimada en 660 millones de dólares, casi la mitad hecha en Andalgalá. Se construirían así instalaciones que podrían seguir procesando minerales de otros lugares de la provincia y del país, creando puestos de trabajo que perdurarían cuando el yacimiento se agotase. En este planteo Andalgalá hubiera duplicado su población. (Datos del diputado nacional por Catamarca Eduardo Pastoriza, diario El Ancasti, Catamarca, 10 y 25 de noviembre de 1994, 23 de julio de 2002.)

Según el geólogo Guillermo Amílcar Vergara, posteriormente

Se realizaron, por cuenta de YMAD y Fabricaciones Militares, más de 50.000 metros de perforaciones del subsuelo (con un costo aproximado de U$S 70.000.000). Se contrató consultoría de primer nivel para el Diagnóstico (Bassi, 1980). Así las cosas, convenientemente definida la factibilidad geológica-económica del pórfiro de oro-cobre, el ex presidente Menem lo adjudicó para la venta a Musto (una «junior» australiana) en U$S 12.000.000, en doce cuotas iguales y consecutivas. Al año ésta empresa la vendió a una UTE Compañía Minera Alumbrera Ltda. por U$S 363.000.000. Esta brillante operación ganó el premio anual al «mejor negocio minero». No obstante, a la tragicomedia le faltaba un capítulo: para poner en marcha el prospecto la UTE minera disfrutó un crédito, del Eximbank, de U$S 1.200.000.000 con garantía de la Nación Argentina.

En vez de mantener el planteo original, YMAD hizo en 1994 una unión transitoria de empresas con Minera Alumbrera Limited para hacer la explotación. Minera Alumbrera está gerenciada por la empresa suiza Xstrata Plc, dueña del 50% del paquete accionario, mientras que las empresas canadienses Goldcorp Inc y Northern Orion Resources Inc tienen el 37,5% y el 12,5%, respectivamente. Por razones desconocidas se descartó el refinamiento, la producción de pelets de hierro y la de ácido sulfúrico. En vez de los 76 km de tubería (mineraloducto) inicialmente propuestos para el transporte hasta Andalgalá, se hicieron 317 km hasta Tucumán, desde donde el material se transporta por ferrocarril a un puerto sobre el río Paraná, desde donde se embarca al exterior el concentrado de mineral, cuya ley sólo se conoce por declaración jurada de Minera Alumbrera. Una vez que se agote el yacimiento en 2016 las únicas instalaciones útiles que quedarán serán la línea eléctrica (ya se verá para qué), el camino a la mina y algunas mejoras a la ruta 40. Quedará en cambio un pozo de más de 500 m de profundidad con más de 4 billones de litros de agua contaminada que habrá que rebombear continuamente para evitar la catástrofe ambienta que sería su libre salida al río Vis Vis. Siempre y cuando no se produzca un movimiento sísmico que abra la fractura que aparentemente existe debajo de él.

El contrato entre YMAD y Minera Alumbrera fue firmado el 27 de febrero de 1997 y establece en su artículo 16.1 que, salvo a pedido de autoridad pública:

cualquier dato o información, sea cual fuere su especie o naturaleza, relacionado con el desarrollo del presente, será tratado por las partes y el representante como estrictamente confidencial, en el sentido de que su contenido no será revelado total ni parcialmente a terceros, sin previo consentimiento por escrito de la otra parte.[4]

Esta sospechosa cláusula restringe el acceso de los ciudadanos a información pública que involucra el uso del patrimonio común que son los recursos minerales, el agua que se consume y el aire que se respira, todos ellos afectados por la minería en gran escala, en especial la de cielo abierto. A pesar de numerosos pedidos de informes que pueden verse en el sitio Internet de Pastoriza, no se logró obtener toda información solicitada sobre el emprendimiento. Por esta razón algunos de los datos que siguen son trascendidos extraoficiales, juzgados razonables por los expertos.

En el contrato inicial con Minera Alumbrera se establecían tres etapas para la explotación del yacimiento, que en su vida útil produciría 3,3 millones de toneladas de cobre y 12 millones de onzas troy de oro. Durante los primeros tres años (1994-1997) se construirían las instalaciones de procesamiento y la infraestructura de servicios necesaria para la buena operación de las plantas. La inversión hecha en la primera etapa se recuperaba en los 5 primeros años de producción (1997-2002), durante los restantes 11 años de vida útil de la mina (2002-2013) YMAD tendría 20% de participación en las utilidades empresarias estimadas en 2.300 millones de dólares y la provincia de Catamarca recibiría las correspondientes regalías mineras estimadas en 500 millones de dólares. Una revisión de las estimaciones hecha en 1997 por Minera Alumbrera aumentó significativamente las reservas, lo que permitía extender el lapso de explotación. Hasta el año 2005 no constaba en el presupuesto provincial que el gobierno de Catamarca hubiera recibido ningún monto de Minera Alumbrera (Pedido de Informes de la Cámara de Diputados de la Nación al PEN, Orden del Día 1887/2006[5]). Recién a partir de 2007 hay información en el sitio de Minera Alumbrera sobre el pago de utilidades a YMAD.

Características de la explotación

Etapas de producción y transporte del concentrado.[1]

La explotación comenzó en el año 1997 con una inversión, según Minera Alumbrera[6] de 1.200 millones de dólares. El mineral explotable está concentrado de forma aproximadamente cilíndrica, con mayor profundidad que anchura. Para su extracción se abrió un socavón con un diámetro aproximado de 1.500 m y una profundidad que en 2009 era de unos 200 m. Se extrae volando la roca y luego fragmentándola con 4 perforadoras giratorias, levantándola con 4 palas eléctricas y cargándola en 40 camiones de 220 toneladas cada uno que circulan por terraplenes espiralados de unos 17 m de altura. Se separan los escombros del material que contiene los porcentajes mínimos apropiados de cobre y oro (aproximadamente 1/3). Este material se tritura, muele y se somete a flotación y concentración gravitacional. En este proceso se consumen unos 95 millones de litros de agua por día (1,1 m³), proveniente de un pequeño lago a unos 4 km y unos 150 m por encima de la planta de tratamientos. El agua de lavado va luego a parar al dique de colas donde se drena y es luego recuperada aguas abajo para ser reutilizada. Este dique, que está en la cuenca del río Vis Vis, tiene aproximadadamente la forma de U con una altura de unos 3 km y un ancho de unos 2 km (unas 600 hectáreas de superficie), cuyo volumen se estima (la empresa no da los datos) en 4 billones de litros de agua ácida. El único detalle proporcionado sobre el programa de cierre de la mina es que se sellarán con materiales impermeables los depósitos de escombros y el dique de colas para evitar filtraciones, lo que no parece viable.[7].

En 2009 la mina producía anualmente unos 650.000 toneladas de concentrado, que contienen aproximadamente 180 mil toneladas de cobre metálico y 19 toneladas de oro. El transporte se hace por un "mineraloducto", tubería de 17,5 cm de diámetro y 317 km de longitud forrado interiormente de polietileno que lleva el concentrado de 63% de mineral impulsado por 3 estaciones de bombeo hasta la planta de filtrado en Cruz del Norte (pcia. de Tucumán). Las aguas residuales (se deja sólo un 8% en el concentrado) se somete a tratamiento terciario de purificación. El concentrado se carga en trenes de la empresa, pero operados por el Ferrocarril Nuevo Central Argentino que pueden llevar más de 52 vagones, cada uno con una capacidad de carga de 52 toneladas. A razón de casi un tren por día, se transporta a instalaciones de almacenaje (hasta 60.000 toneladas ) y transferencia de carga en Puerto General San Martín sobre el río Paraná, a unos 37 km al norte de la ciudad de Rosario (pcia. de Santa Fe), donde es embarcado, previo pasaje por una instalación de muestreo y pesaje, y exportado para ser tratado en refinerías del exterior donde se extraerán los metales que contienen, declarados como sólo cobre y oro.

En las instalaciones trabajan aproximadamente unos 1.800 personas a las que se brinda alojamiento, alimentación, salud y recreación. La empresa construyó una línea de abastecimiento eléctrico de 220,000 V sin hacer el obligatorio Plan de Gestión Ambiental, por lo que el ENRE le formuló cargos por Expediente ENRE N° 4592/00[8]. La empresa minera hizo mejores de traza y pavimentación de sectores de la ruta 40. También construyó una escuela y promueve pequeños emprendimientos productivos en la zona.[9] Declara hacer cuidadoso reciclado de los neumáticos y metales de rezago que se generan durante sus operaciones. En agosto de 2008 comenzó a operar una planta de molibdeno, la primera del país, cuya producción anual se estima en 4.400 toneladas de concentrado.

En 2008 las operaciones consumian un promedio de 95 MW de energía eléctrica[10] —el de una ciudad de 300.000 habitantes— haciendo a Minera Alumbrera uno de los mayores consumidores individuales de Argentina. En 2010 la capital de la provincia sufría una crónica falta de energía eléctrica.[11] Como se señala en el artículo minería tanto el consumo de electricidad como las grandes líneas requeridas en la zona cordillerana están subsidiadas por el Estado, es decir, por todos los argentinos. Mientras tanto

Problemas ambientales

Vista satelital que muestra el socavón a la izquierda y el dique de colas a la derecha. La imagen abarca aproximadamente 5.000 hectáreas.[2]
Ubicación de Minera Alumbrera en su contexto provincial.[3]

Los minerales que contienen los metales comercializables (calcopiritas), contienen gran cantidad de azufre. En los escombros remanentes de la concentración del mineral el azufre reacciona con el agua y el oxígeno del aire generando ácidos, en el proyecto original un producto extraído y comercializable que ahora se deja transformar en una bomba de tiempo ambiental de más de 700 millones de toneladas de material peligroso. Los drenajes de estos ácidos del dique de colas fueron estudiados por el ingeniero en minas Héctor Oscar Nieva en su tesis de maestría Variación de parámetros geoquímicos, río Vis Vis, Catamarca, Argentina. Causas y consecuencias, presentada en una video conferencia ante el Instituto Nacional Politécnico de Lorraine, Escuela de Minas de Nancy (Francia).[] Según la Minera Alumbrera, sus conclusiones son erróneas.[12] La empresa afirma, en oposición a lo dicho por Nieva[13], que no usa cianuro en sus procesamientos,[14] sin embargo, la asociación Movida Ambiental alegó tener pruebas de que la empresa miente[15]. En febrero de 2012 el periodista Darío Aranda dio a publicidad la hoja de un informe de impacto ambiental certificado por la Dirección de Minería de Catamarca donde consta que en 1999 la empresa usaba 700 toneladas anuales de cianuro de sodio[16]. Nieva también señala el origen de las filtraciones en una falla de diseño del dique de colas.[17] Denuncia de contaminación: http://us.arqa.com/index.php/esc/boletines/boletin-informatico-de-la-sam-junio-de-2005-ii.html. El ingeniero Elio Vélez señala que el dique de colas está ubicado sobre una falla geológica y que las filtraciones van a parar al embalse del Río Hondo, contaminando la turística región santiagueña de las Termas de ese nombre.[18]

A comienzos de 2003 la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación puso en su sitio Internet un informe que detallaba los graves impactos ambientales que ocasionaba Minera Alumbrera. El estudio, hecho por la Secretaría de Minería de la Nación, describía la contaminación por los efluentes que arroja esta minera en el canal DP2 del río Salí y los probables daños que causarían en su cuenca y en la Quebrada de Lules. Se asegura allí que la contaminación por los altos valores de cobre limitaba la vida acuática en el agua de los embalses El Cadillal, y de los ríos Salí, Lules, Chico, Balderrama, Medina y Chavarría, así como también el alto contenido de cadmio del Embalse Río Hondo.[19] El informe fue posteriormente eliminado en los sitios Internet de ambos organismos estatales. El 12 de agosto de 2010, como sucedió en días anteriores, era directamente imposible tener acceso a ninguna de las páginas web de la Secretaría de Medio Ambiente.

Vecinos de la región denunciaron desde el año 2004 contaminación a orillas del río Vis Vis, donde se ubica la laguna de colas de la empresa, cuya actividad produce derrames de ácidos y la infiltración de sustancias tóxicas. El Juzgado Federal de Catamarca ordenó al Servicio Geológico Minero Nacional (SEGEMAR) hacer un estudio del ecosistema en el Río Vis Vis y en el complejo Bajo de la Alumbrera, así como en las localidades de Vis Vis, Amanao y Andalgalá. En el Informe Técnico Pericial, el SEGEMAR habría reconocido la existencia de uranio diseminado por causa de las explosiones de la mina, que cubren los valles cercanos, y a Andalgalá y Belén, entre otros pueblos,[20] pero estos informes no están disponibles en el sitio Internet del ente estatal. Ésto habría sido confirmado por estudio hecho por la CNEA a través de la Fundación Balseiro.[21] La contaminación radiactiva del uranio se agrava con el proceso de acumulación y sus partículas estarían dispersas en el aire y en las aguas superficiales y subterráneas, provocando numerosos casos de cáncer. El estudio habría determinado también la presencia de torio, cesio, estroncio, plomo, arsénico, en alto grado, minerales que transporta el mineraloducto de la empresa. La contaminación provocada por estos componentes, continuará profundizándose a lo largo de los años por causa del proceso de acumulación. Un informe ordenado por el juez federal de Catamarca desestimó la contaminación en la cuenca del Vis Vis.[22]

El director de Minera Alumbrera, contador Julián Rooney, fue procesado por contaminación ambiental,[23] pero luego fue sobreseído. Entre agosto y septiembre de 2008 visitó Catamarca una misión de cinco representantes de la Cátedra UNESCO de Sostenibilidad de la Universidad Politécnica de Cataluña, Ingeniería Sin Fronteras (ISF), Espacio Social de Formación en la Arquitectura (ESFA), Setem Cataluña, Educación para la Acción Crítica (EdPAC) y el Grupo de Cooperación del Campus de Terrassa (GCCT), quienes recogieron personalmente las denuncias efectuadas por varias organizaciones sociales de la zona. [24] En los periódicos se han hecho denuncias de vecinos por el paso de camiones chilenos con materiales peligrosos destinados a la mina, pero no se especificó la naturaleza de los mismos.[25] También se denunció contaminación en la cuenca del río Salí por la planta de Minera Alumbrera en Tucumán. Otros estudios señalan que La explotación minera de oro y cobre de Catamarca vierte a la cuenca en Tucumán, valores de 0,5mg/l de As (Inf. Dto. Estud. Espec. Dir. Prov. Agua - Tucumán, Expte. 2650/325-M97 en Fernández y Vargas Graña, op. cit.), lo que excede en 1000% los valores máximos aceptables. Resulta evidente que el As será nocivo para la salud humana y la biota de la Cuenca. (Cristina Butí y Fabiana Cancino, Ictiofauna de la cuenca endorreica del río Salí-Dulce, Argentina, Acta Zoologica Lilloana 49 (1-2), 9-33, 2005); dato tomado de R. I. Fernández y E. Vargas Graña, Aportes al conocimiento de la problemática ambiental en la provincia de Tucumán. Estudio preliminar. Eval. Impacto Ambiental, Boletín Geoindustrial de la Universidad Nacional del Norte Santo Tomás de Aquino, IV (VI-VII): 88-101).

En mayo de 2010 el Defensor del Pueblo de la Nación informó, en una reunión de defensores del pueblo provinciales realizadas en Miramar (provincia de Córdoba) que los efluentes de la empresa minera la Alumbrera contienen metales pesados como arsénico, hierro, cadmio, cromo, etc, que (hasta 1997) eran vertidos sin tratar en el canal pluvial DP-2 que desagua en el río Salí. Señaló que si bien la empresa minera inauguró en 2001 una moderna planta de proceso de filtrado y un laboratorio de control de calidad de aguas, las altas concentraciones de estos metales pesados vertidos anteriormente persisten en el sistema.[26]

Problemas sanitarios

Un estudio hecho por médicos de FUNCEI (institución especializada en infectología y el fomento de la vacunación preventiva) en Amanao (localidad ubicada sobre el río Vis Vis), incluyendo a su fundador Daniel Stamboulian, expresa la siguiente conclusión sobre los efectos de la minería sobre la salud en la zona:

Mayoritariamente, no se percibe a la actividad minera como peligrosa para la salud. Sólo una de las 57 personas evaluadas manifestó alguna duda al respecto. Claramente, los pobladores manifestaron la necesidad de trabajo sobre cualquier otra cuestión relacionada a la minería. Ambientalistas: son percibidos por los pobladores como manipuladores de la realidad en relación al tema salud. No son bien vistos ni recibidos en Amanao.[27]

Nótese que las conclusiones no hablan de los resultados de los estudios médicos hechos sino de la percepción que los pobladores entrevistados tienen del tema, cosa bien diferente. Sin embargo, no parece haber otros estudios especializados que señalen una incidencia directa de las actividades mineras en la salud de los pobladores de la zona.

Minera Alumbrera y las universidades

El titular del Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ) y Premio Nobel de la Paz Adolfo Perez Esquivel, en una carta dirigida en junio de 2009 al presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) manifestó:

Las universidades públicas tienen el deber de mantener una mirada crítica sobre toda actividad productiva y sus impactos sobre la población. Mantener esta distancia crítica implica que la universidad goce de una total independencia para desarrollar sus investigaciones. El hecho de que la producción de saberes técnicos dependa de fondos originados en una actividad tan cuestionada como la que desarrolla Minera Alumbrera Ltd. le resta confiabilidad.[28]

Si hay problemas con las actividades de la mina, le cabe gran parte de la responsabiliad a YMAD de cuyo directorio forma parte la Universidad Nacional de Tucumán.Luego de numerosos pedidos, recién el 1º de diciembre de 2009 hubo una sesión extraordinaria de su Consejo Superior, donde se expusieron los fundamentos de las denuncias de diferentes organizaciones sociales sobre los perjuicios que causa Minera Alumbrera.[29] Luego de las exposiciones, representantes de varias organizaciones sociales pidieron la rescisión del vínculo de la universidad con Minera Alumbrera.[30]

En junio de 2010 se presentó en la justicia federal una denuncia contra el ex rector y director por la UNT en la UTE Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD), Mario Marigliano. La denuncia alude tanto a problemas de contaminación como a desvío de fondos de YMAD.[31]

Unas pocas universidades como un todo y varias unidades académicas de otras han rechazado los fondos que les corresponden por las actividades en Bajo La Alumbrera (por más detalles sobre su origen véase YMAD) en razón del deterioro que producen las actividades mineras a cielo abierto, en el medio ambiente y en la salud de los pobladores de una amplia región:[32]

  1. Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA): Facultad de Ciencias Sociales .
  2. Universidad Nacional del Centro (UNICEN): Facultad de Arte.
  3. Universidad Nacional del Comahue: Facultad de Humanidades[33] y Centro Universitario Zona Atlántica[34].
  4. Universidad Nacional de Córdoba (UNC): Lo hicieron primero las Facultades de Derecho y Ciencias Sociales, Filosofía y Humanidades,[35] Matemática Astronomía y Física,[36] Psicología y Escuela de Biología de la Facultad de Ciencias Exactas Físicas y Naturales. Luego todas las restantes facultades por decisión del Consejo Superior.[37][38]
  5. Universidad Nacional de Entre Ríos: Facultades de Bromatología, Ingeniería,[39] Trabajo Social, Ciencias de la Educación[40].
  6. Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. Inicialmente la sede Esquel, luego todas las unidades académicas por Resolución 048/11.Pdf.jpgResolución 048/11.
  7. Universidad Nacional de La Plata (UNLP): Facultades de Bellas Artes, Ciencias de la Comunicación, Ciencias Exactas, Ciencias Naturales y Museo, Humanidades y Ciencias de la Educación.
  8. Universidad Nacional de Luján (UNLU): Todas las unidades académicas.[41]
  9. Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC): Todas las unidades académicas.[42]
  10. Universidad Nacional de Rosario (UNR): Facultades de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura,[43] Psicología.
  11. Universidad Nacional de Salta (UNSA): Facultad de Humanidades.
  12. Universidad Nacional de Tucumán (UNT): Facultad de Filosofía y Letras[44][45]. Docentes y estudiantes rechazaron el modelo extractivista, denunciando el manejo irregular de los fondos recibidos[46]

En diciembre de 2009 el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Tucumán, que tiene representación en el directorio de YMAD, hizo una audiencia especial para escuchar los reclamos sociales sobre la explotación.[47] En esa oportunidad presentó un informe especial el biólogo Raúl Montenegro, presidente de la Fundación FUNAM y Premio Nobel Alternativo en 2004. Este informe, cuyos datos principales concuerdan con los dados en las restantes fuentes citadas en este artículo, es el estudio más completo existente a esa fecha sobre las actividades de Minera Alumbrera[48][49]. Curiosamente, el importante encuentro no fue cubierto por ninguno de los grandes medios de prensa nacionales.

El 16 de diciembre de 2009 el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba decidió no sólo rechazar los fondos que le corresponden por la explotación de Minera Alumbrera, sino promover estudios sobre los problemas ambientales y sociales generados por las grandes explotaciones mineras, así como promover la reforma de la legislación vigente. La Resolución, el más importante documento producido hasta la fecha por la comunidad científica argentina sobre el tema, merece una detallada lectura.Pdf.jpgRechazo fondos YMAD por UNC

Entre las universidades que han aceptado explícitamente los fondos se cuentan:

El caso de la UNSA es particulamente grave, ya que a fines de 2009 se pidió que más de un 10% de los fondos así ingresados se otorgara a profesores que recomendaron su aceptación (véase el artículo sobre ética en ciencias y tecnologías).

Fuentes

Contenido real del concentrado exportado sin control

En febrero de 2010 los geólogos Miguel Gianfrancisco y Guillermo Amílcar Vergara presentaron ante el Fiscal Federal de Tucumán, Antonio Gustavo Gómez, una denuncia contra la Compañía Minera Bajo de la Alumbrera por ocultamiento de ganancias por una suma estimada en USD 8.900 millones anuales, durante 12 años.[53] En base a un análisis ICP-MS hecho en Perú por SGS Minerals se encontró que el mineral de Bajo de la Alumbrera tiene un alto tenor de elementos químicos valiosos que se cuantifican y valorizan en la tabla siguiente. Las columnas dan, en ese orden, los siguientes datos (salvo el oro, cobre y molibdeno, únicos declarados por la empresa):[54]

  1. Símbolo químico del elemento;
  2. Nombre del elemento químico;
  3. Tenor o concentración del elemento químico en gramos por cada tonelada (A g/t);
  4. Precio en dólares de cada gramo del elemento químico refinado (B USD/g);
  5. Valor en dólares del elemento químico contenido en cada tonelada de mineral (B USD/t);
  6. Valor en dólares del elemento químico refinado contenido en cada tonelada de mineral (C=A·B USD/t);
  7. El valor bocamina en dólares de la tonelada de mineral —usado para el pago de regalías e impuestos, véase el artículo minería— estimado de modo conservador como el 1% del valor del elemento químico refinado (D=C·0,01 USD/t);
  8. Pago hecho de los tributos (Si o No) sobre cada elemento químico contenido en el mineral extraído.


Símbolo Elemento Tenor Precio Refinado Valor Refinado Valor Bocamina Tributos
Au Oro 0,50       Si
Cu Cobre 151,20       Si
Mo Molibdeno 47,90       Si
Cr Cromo 150,00 6,40 960,00 9,60 No
Ti Titanio 300,00 6,54 1.962,00 19,62 No
Zr Circonio 11,00 6,53 124,07 1,24 No
Ce Cerio 22,90 32,90 753,41 7,53 No
Co Cobalto 9,70 11,00 106,70 1,06 No
Cs Cesio 0,41 563,00 230,83 2,31 No
Hf Hafnio 0,29 6,37 1,85 0,02 No
La Lantano 12,00 14,52 174,24 1,74 No
Lu Lutecio 0,04 2.240,00 89,60 0,90 No
Nb Columbio 1,80 6,52 11,74 0,12 No
Ni Níquel 19,90 5,20 103,48 1,03 No
Sc Escandio 3,20 1.404,00 4.492,80 44,93 No
Ta Tantalio 0,65 15,85 10,30 0,10 No
Tb Terbio 0,18 13,99 2,52 0,02 No
Th Torio 2,50 5,62 14,05 0,14 No
U Uranio 0,40 5,62 2,25 0,02 No
W Tungsteno 0,60 2,52 1,51 0,01 No
Y Itrio 3,90 5,17 20,16 0,20 No
Yb Iterbio 0,20 11,23 2,25 0,02 No
Valor elementos no declarados (USD/tonelada) 90,59 No


Como la extracción de la minera comenzó en 1997, al 2009 se acumulaban 12 años de ocultamiento de elementos extraídos, a un promedio de 91,25 millones de toneladas cada año. Con el citado valor por tonelada de USD 90,59 se tiene que en esos 12 años la empresa extrajo mineral por un valor, en adición al declarado, de USD 99.196 millones. Sobre esa extracción debió haber pagado 15% al Gobierno de Catamarca (12% por participación empresaria y 3% de regalías, que suman USD 14.879 millones), 8% a la Universidad Nacional de Tucumán (USD 7.936 millones) más USD 17.360 millones de impuestos evadidos. Según la legislación vigente (véase el artículo minería) los primeros 5 años de la explotación están libres de impuestos. El fraude y evasión impositiva, sin contar intereses y punitorios, sumaría más de USD 40.175 millones.[55] La causa casi no progresó desde su iniciación.[56]

Hay que señalar que la existencia de minerales de poco valor en concentraciones bajas usualmente no hace rentable su extracción. Subsiste, sin embargo, la rentabilidad de la extracción de sustancias como el escandio y algunas tierras raras escasas.

Prolongación de las explotaciones

En vez de tomar medidas de remediación y control de las actividades contaminantes, la gestión del gobernador de Catamarca, Eduardo Brizuela del Moral, avala la continuación y aumento de actividades en las instalaciones de Bajo de la Alumbrera. En abril de 2011 su secretario de Minería, Jorge Eremchuk, informó que el ejecutivo provincial impulsa el proyecto Agua Rica que —de derecho o de hecho— promueve la evacuación de la localidad de Andalgalá. A tal efecto avala la carta de intención suscripta, en marzo de 2011, por la cual Minera Alumbrera adquiere el derecho a compra del 100% de las acciones de Yamana Gold en Agua Rica (concesionaria exclusiva de este yacimiento de oro, cobre y molibdeno). Esto permitiría aumentar aún más la rentabilidad de Minera Alumbrera ya que todo el mineral extraído de Agua Rica se procesaría en las actuales instalaciones de Bajo de la Alumbrera. Aunque la comunidad de Andalgalá se opone a las explotaciones, el funcionario del ejecutivo catamarqueño afirmó que las actividades en Agua Rica podrían comenzar a fines de 2012.[57]

Fuentes

Véase también




Obtenido de «http://cyt-ar.com.ar/cyt-ar/index.php/Bajo_de_la_Alumbrera»

Esta página ha sido visitada 60.683 veces. Esta página fue modificada por última vez el 12 feb 2014, a las 00:29. El contenido está disponible bajo los términos de la Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported.


Buscar

Navegar
Página principal
Portal de la comunidad
Actualidad
Cambios recientes
Página aleatoria
Ayuda
Editar
Ver código fuente
Ayuda de edición
Opciones de página
Discutir esta página
Nueva sección
Versión para imprimir
Información de página
Historial
Lo que enlaza aquí
Cambios relacionados
Mis páginas
Registrarse/Entrar
Páginas especiales
Páginas nuevas
Lista de archivos
Estadísticas
Más...